sábado, 19 de enero de 2013

Signos y síntomas de las patologías cardíacas.


Anexo III.- Signos y síntomas de las patologías cardíacas.
  • INSUFICIENCIA CARDÍACA:
La insuficiencia cardíaca puede ser una enfermedad que permanezca silente durante mucho tiempo. Aun así, los síntomas predominantes son:
    • Inicialmente aparece disnea de esfuerzo y mala tolerancia al ejercicio por fatiga. Peo posteriormente aparece cansancio anormal por esfuerzos que antes no lo causaban.
    • Respiración fatigosa. Al estar acostado se presenta una sensación de ahogo que obliga a levantarse y dormir sentado.
    • Tos seca y persistente motivada por la retención de líquido en los pulmones.
    • La reducción del flujo sanguíneo al cerebro puede provocar sensaciones de mareo, confusión, mente en blanco y breves pérdidas de conciencia.
    • La insuficiencia puede provocar que el flujo de sangre a los riñones no sea suficiente, y se produzca retención de líquidos. Esta hinchazón suele localizarse en las piernas, los tobillos o el abdomen.
  • ANGINA DE PECHO:
Los síntomas que advierten de una angina de pecho son:
    • Dolor recurrente en el tórax debido a isquemia miocárdica.
    • Opresión, tirantez, quemazón o hinchazón en la zona del esternón, que puede desplazarse a la mandíbula, la garganta, el hombro, la espalda y el brazo o la muñeca izquierdos. Suele durar entre 1 y 15 minutos.
    • El dolor de la angina se desencadena tras el ejercicio físico o las emociones y se alivia en pocos minutos con reposo o nitroglicerina sublingual. Suele empeorar en circunstancias como anemia, hipertensión no controlada y fiebre. Además, el tiempo frío, el consumo de cigarrillos, la humedad o una comida copiosa pueden incrementar la intensidad y la frecuencia de los episodios anginosos.
  • INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO:
Los signos que pueden indicarnos que estamos ante un infarto de miocardio son:
    • Dolor en mandíbula, cuello y espalda, dolor en el pecho, dolor en el brazo izquierdo, en algunos casos el brazo derecho y/o dolor en la parte alta del abdomen. Este dolor es constante y no se alivia con el reposo ni al administrar nitritos vía sublingual.
    • Disnea
    • Nauseas y vómitos
    • Perdida de conocimiento
    • Palidez, frío y piel húmeda.
  • SÍNTOMAS DE MUERTE SÚBITA:
La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos. Es una de las formas frecuentes en las que puede presentarse el infarto de miocardio. Presentan de manera brusca una pérdida completa del conocimiento y no responden a ningún tipo de estímulo. Pueden tener los ojos abiertos o cerrados, y en seguida, dejan de respirar. Sin atención, el color de la piel pierde rápidamente el tono rosado habitual y se torna azul violáceo.
  • PERICARDITIS:
Los síntomas característicos de la pericarditis y que nos permiten diferenciarla de otras dolencias son:
    • Dolor torácico: causado por la inflamación del pericardio al rozar contra el corazón. Es un dolor que mejora en decúbito prono y dura horas-días, a diferencia del dolor isquémico de infarto agudo de miocardio (que dura entre media y una hora y que no mejora con diferentes posiciones del cuerpo).
    • Dificultad respiratoria cuando la persona está acostada (el paciente prefiere pararse o sentarse erguido).
    • Tomarse las costillas (agacharse o sostener el tórax) al respirar.
    • Tos seca.
    • Hinchazón de tobillos, pies y piernas (ocasionalmente).
    • Ansiedad.
    • Fatiga.
    • Fiebre.
    • Perdida de apetito.
    • Nauseas/vómitos.
Como signos destacan la aparición de un sonido típico de roce pericárdico y por otro lado, la auscultación de los ruidos del corazón que se percibe como leve e incluso distante. Igualmente, puede haber otros signos que revelen la presencia de derrame pericárdico. Si la enfermedad es grave, puede existir crepitación pulmonar, disminución de los ruidos respiratorios u otros signos de líquido en el espacio que rodea los pulmones, es decir, derrame pleural.
  • ENDOCARDITIS:
En las endocarditis, los síntomas pueden generarse de un modo lento o de un modo repentino. En la mayoría de los pacientes se observa:
    • Debilidad y fatiga malestar general.
    • Escalofríos y fiebre.
  • HIPERTENSIÓN ARTERIAL:
Los signos y síntomas son diferentes según se trate de:
    • Hipertensión primaria o idiopática: cursa con cefaleas, vértigos, ansiedad, depresión, dolor torácico, palpitaciones, disnea de esfuerzo, epistaxis.
    • Hipertensión secundaria: cursa con los síntomas propios de la enfermedad desencadenante.
  • ARTERIOSCLEROSIS:
Se trata de una enfermedad silenciosa, por lo que no presenta síntomas propios si no relacionados con las enfermedades que se derivan de ella como son la hipertensión, angina de pecho y el infarto de miocardio. Cursa con signos de envejecimiento prematuro, agotamiento, somnolencia, vértigos, inseguridad y lentitud de movimientos.
  • ANEURISMA:
Los aneurismas generalmente no causan síntomas, a menos que se rompan y ocasionen un sangrado. A menudo, los aneurismas se descubren en una tomografía computarizada o en una resonancia magnética realizada por otra razón. Los síntomas dependen de qué estructura comprima el aneurisma, pero pueden abarcar:
    • Pérdida de la visión.
    • Dolores de cabeza.
    • Dolor en el ojo.
    • Dolor en la cutícula de la uña.
    • Vómitos.
    • Dolor en el cuello.
    • Un dolor de cabeza intenso (a menudo descrito como "el peor dolor de cabeza en la vida") es un síntoma de que un aneurisma cerebral se ha roto.
  • TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA:
Los síntomas que produce una trombosis venosa profunda son muy variables, van desde formas asintomáticas en un 25% de los casos, en las que se descubre la trombosis al buscar el origen de sus complicaciones (tromboembolismo pulmonar, úlceras en las extremidades) o de forma casual al explorar pacientes con alto riesgo de presentarla (cáncer, intervenciones ortopédicas). La forma típica de presentación es caracterizada por edema y dolor en la extremidad, piel caliente, enrojecida, brillante y brusca aparición de venas dilatadas.
  • VARICES:
Sensación de fatiga y pesadez en las piernas cuando se permanece mucho tiempo de pié que mejora al elevar las extremidades. Edema, cianosis, induración y úlceras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.